¿Como lavar a tu perro? Te damos las 6 claves.

¿Como lavar a tu perro? Te damos las 6 claves.

Te damos las 6 claves para que aprendas a lavar a tu perro.

1. Prepara todo lo necesario

Para lavar a tu mascota, necesitaremos un champú para perros, una toalla, un secador y una bañera que tenga el tamaño apropiado. La bañera no debe ser ni muy grande ni muy pequeña, para que el perro no se sienta agobiado. Es importante sujetar a la mascota con un collar, sobre todo si la bañera es elevada, para evitar que se haga daño.

 

2. Controla la temperatura del agua

El agua debe estar siempre templada, ya que los perros tienen una temperatura corporal superior a la de los humanos, y si el agua está fría, para ellos estará helada.

 

 

nose3. Selecciona el champú adecuado

Para elegir champú, tendremos en cuenta el tipo de perro y usaremos el que sea específico para su pelo. Recuerda que en caso de un manto denso, el champú hay que rebajarlo con agua para que funcione bien. Es recomendable aplicarlo realizando un suave masaje hasta que aparezca espuma. Puede ser útil el uso de una manopla de goma (en pelos cortos o medios) porque abarca más espacio y resulta más fácil frotarlo.

 

 

4. Empieza el lavado desde el cuello

Es importante empezar el lavado de la mascota desde el cuello hacia el rabo, dejando para el final la cabeza. Hay que frotarlos bien, prestando especial atención a las orejas, las patitas y la barriga. Hay perros nerviosos, pero a la gran mayoría les suele gustar. Al enjabonar la cabeza, siempre hay que hacerlo hacia adelante. Si lo hacemos hacia atrás, podemos meterle jabón en los ojitos y producirles úlceras bastante importantes. Recuerde que es recomendable utilizar tapones (nunca de algodón) para los oídos, con el fin de evitar futuros problemas de otitis. 

 

5. Aclara desde la cabeza hasta la cola

A la hora de enjuagar a su mascota, lo primero es aclarar la cabeza y seguir hacia la cola. Una vez enjuagado, hay que escurrirles bien las patas, los faldones y las orejas. A continuación, con la ayuda de una toalla secaremos en primer lugar la cabeza del perro, para evitar que se sacuda y así se sentirán más tranquilos. Les gusta mucho que le saquemos las legañas.

 

 

6. Termina con el secador

Para secar el cuerpo, no haremos movimientos giratorios para no enredar demasiado el pelo. Dejaremos para el final el secado de las patitas. Al final, con la ayuda de un secador, podemos secarlo y peinarlo al mismo tiempo, siempre con mucho cuidado para que no se queme. Cuando le sequemos las orejas, se las taparemos para que el ruido no les moleste.

 

 

Si seguimos estos consejos, tendremos un perro limpio y relajado tras su baño. 

Y si quieres convertirte en un profesional, infórmate del curso de peluquería y estética canina.

 
 
 
 
 
 

Compartir

0 Comentario(s)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. los campos requeridos estan marcados con *

¿Dónde estamos? Localízanos