Como evitar una pelea de perros

Como evitar una pelea de perros

 

Seguro que en más de una ocasión habrá visto a dos perros ladrándose o peleándose cuando lo sacan de paseo o cuando entra un perro desconocido en casa. Puede incluso que eso mismo le haya ocurrido a su propia mascota. Ante esta situación, ¿qué hay que hacer?

Lo primero es entender los motivos que pueden provocar ese enfrentamiento.

 

La mayoría de las ocasiones es por defensa de su propio territorio, en otras ocasiones es por defensa de sus dueños, sobre todo si es un perro dominante. Puede que en la calle o en el parque se enfrenten, pero suele ser poco frecuente porque es un territorio neutral. Es importante saber que los perros, antes de atacar, avisan mediante gruñidos, gestos con el cuerpo, tensión en las patas y en la cola, etc. Si sabemos leer estos signos no tendremos ningún problema para evitar que dos perros se ataquen. Pero ¿qué ocurre cuando la pelea ya está en marcha?

Cuando dos perros ya están peleando

perros peleando

 

Solemos gritar, tirar de la cadena o golpear a los animales para que paren. Estos son actos que realizamos de manera involuntaria pensando que así nos harán caso y se separarán, evitando daños mayores. Pero ante esta situación debemos de tener la sangre fría y controlarnos nosotros antes de controlar a los perros.

Si son perros pequeños

Lo mejor es levantarlos por el pellejo del cuello. Así es como las madres castigan a sus pequeños, además de que estarán suspendidos en el aire y no podrán moverse porque tendrán miedo de caer. Recuerde no levantar nunca al perro tirándole de la correa porque podríamos ahorcarlo. Una vez que están separados, es mejor no soltarlos en un rato porque volverían a enfrentarse.

Si los perros son grandes

Lo mejor es subirles las patas traseras, que son las más fuertes y sobre las que se apoyan para efectuar el ataque. Si usted se encuentra solo/a ante la pelea de dos perros grandes, hay que localizar cuál es el más fuerte, y le levantaremos las patas del tren inferior a ese perro, porque el otro se alejará en busca de seguridad. Si no tiene la suficiente fuerza como para levantar al perro, puede arrojarles agua por encima, que se asustarán y dejarán de pelearse.

 

Es importante que tenga en cuenta que, en ocasiones, ambos perros pueden ser agresivos y tienen la misma jerarquía, lo que dificultará evitar la pelea. En ese caso, lo mejor es separar a los perros tirando del collar uno hacia cada lado, hasta que se tranquilicen y hay que procurar que no se acerquen.

 

Esperamos que os sirvan estos consejos y gracias a los que compartáis el post o interactuéis con el blog.

Compartir

0 Comentario(s)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. los campos requeridos estan marcados con *

¿Dónde estamos? Localízanos